Los derechos ganados en la calle se respetan

28/09/2018
Publicado por

 

28S: Día Internacional por un aborto legal, seguro y gratuito

 
Comunicado de Anticapitalistas
 

 
El último curso hemos visto las espectaculares movilizaciones de millones de argentinas defendiendo el derecho al aborto. En el Estado Español tenemos una historia de lucha desde los años sesenta y setenta que ha atravesado varias generaciones. Una generación que puso en pie herramientas de desobediencia para conquistar este derecho. Una historia que tiene su último hito en las movilizaciones de 2014 que tumbaron tanto al ministro Gallardón como a su propuesta de contra-reforma.

Sin embargo, siguen existiendo deudas en el Estado Español. En primer lugar, el aborto legal debe incorporar la regulación de la objeción de conciencia a la cual la derecha se opone. Su falta de regulación y un modelo económico privatizador, hace que en muchas comunidades autónomas del Estado cerca del 90% de las interrupciones se estén realizando en la sanidad privada. Debido a ello, en algunas de estas comunidades hay que desplazarse cientos de kilómetros para realizar una interrupción. Pero además, debemos pelear por que este derecho sea extensible también a las mujeres de 16 años quienes hoy ven vulnerado este derecho fundamental y que la interrupción del embarazo se lleve a cabo en la sanidad pública como garantía de acceso universal.

En segundo lugar, es necesario profundizar en una educación sexual con perspectiva feminista. Las llamadas ‘prácticas de riesgo’ a menudo encubren situaciones de inseguridad, cuando no de coacción o directamente violencia. Por ello, es clave una educación sexual feminista integral que socialice otras maneras de relacionarnos con la sexualidad y el placer. Desde el movimiento feminista hay toda una acumulación de saberes y prácticas entorno a ello que deben poder extenderse al conjunto de la sociedad.

Hoy la derecha se reorganiza y trata de amenazar los derechos conquistados. Este verano el portavoz del PP declaraba que «el aborto no es un derecho» sino «un drama» y que abrirían el debate en este próximo curso. En este giro demagogo y autoritario de la derecha no van a quedar al margen los derechos de las mujeres. Sobre todo en un contexto donde los derechos reproductivos están en disputa en todo el mundo con la recomposición de los sectores más conservadores tanto de la política, de la iglesia, como de la judicatura.

Que a cada amenaza, se encuentren aislados por millones de mujeres organizadas. Que las luchas en Argentina reviertan en toda América Latina y todos aquellos países que mantienen una deuda pendiente con las mujeres. Que el impulso feminista de hoy nos sirva también aquí para conquistar hasta las últimas consecuencias el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos.

Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir.

¡Los derechos ganados en las calles, se respetan!
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *