Contra la intervención golpista en Venezuela. Por una salida democrática a la crisis. ¡Denunciemos el apoyo del imperialismo español al golpe!

27/01/2019
Publicado por

 
Comunicado de Anticapitalistas
 
Anticapitalistas se pronuncia abiertamente en contra del nuevo intento de golpe de Estado e intervención imperialista contra Venezuela cínicamente orquestada y convocada por el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence (dado el descrédito de Trump ante Latinoamérica). En un vídeo circulado durante la noche del 22 de enero se daba el banderazo de salida a una estrategia que pasó, en cuestión de horas, a la autoproclamación, sin que nadie le votase, del verdadero usurpador Juan Guaidó como “presidente” de Venezuela. Seguida esta autoproclamación, se dio pie a la avalancha de “reconocimientos” del supuesto nuevo gobierno por parte de presidentes y gobiernos neoconservadores, derechistas o hasta neofascistas de la región y de todo el mundo. También la OEA y los países de la región que suscribieron la “Declaración de Lima” se subordinaron de inmediato a los planes imperialistas, reconociendo la ilegítima presidencia de Gualdió, implementando un bloqueo de Venezuela y contribuyendo a buscar alguna provocación que justifique una intervención armada.

Nos sumamos decididamente a las campañas de condena de este intento de golpe de Estado e intervención imperialista, que viola los mínimos marcos de soberanía nacional. Llamamos a la más amplia movilización popular, unitaria, internacionalista y democrática en contra del golpe, lo que significa que, independientemente de nuestras diferencias y nuestras críticas al gobierno Maduro y al régimen que implantó en Venezuela, no vemos salida por la vía de un golpe imperialista. Que sea el pueblo venezolano, libre, soberana y democráticamente quien decida su futuro.

Los innegables problemas políticos, sociales y económicos de Venezuela sólo pueden resolverse democráticamente sin intervenciones imperialistas que no tienen ninguna credibilidad en su proclamada defensa de la “democracia y los derechos humanos”. Es cierto que importantes sectores populares, exasperados por la gravísima situación económica del país, por las dificultades, las contradicciones y las opciones equivocadas del gobierno, han salido a las calles en apoyo al golpe. Pero no va a mejorar la situación económica, social y de Derechos Humanos en Venezuela poniéndose bajo las órdenes de la oligarquía nacional y de las fuerzas imperialistas, reaccionarias y hasta neofascistas internacionales.

En estos momentos todo parece indicar que los protagonistas del golpe están intentando forzar una guerra civil y/o una intervención directa de potencias extranjeras, lo cual tan sólo puede agravar los problemas del país y sólo redundaría en una profundización de la ofensiva política de la derecha y la extrema derecha en América y en todo el mundo. Un conflicto armado supondría un escenario catastrófico para la región y permitiría una nueva cruzada por el control de los recursos petroleros del país por parte de los grandes oligopolios internacionales. La catástrofe de la ocupación de Iraq por Estados Unidos nos da una idea de lo que podría suceder en Venezuela y toda la región si los golpistas no deponen su actitud.

En el Estado español resulta particularmente cínico el apoyo entusiasta de la derecha (PP y Ciudadanos) y la ultraderecha (VOX) a la autoproclamación de Guaidó como presidente sin haber sido elegido en unas elecciones en nombre de la democracia. Unas fuerzas políticas que llaman golpistas, totalitarios, supremacistas y fascistas a los políticos y activistas sociales catalanes que están a punto de ser juzgados por haber organizado un referéndum pacífico y cívico de autodeterminación en Catalunya, por un lado, y que apoyan la legitimidad de un monarca (Felipe VI) que jamás se ha sometido al veredicto de las urnas.

Lógicamente, el apoyo entusiasta de estas fuerzas derechistas a la operación orquestada por Washington para recuperar el control geopolítico y geoeconómico de un país que concentra enormes reservas de petróleo ayuda a entender la naturaleza de la ofensiva imperialista en curso y debería ayudar a entender lo que está en juego a quienes todavía dudan sobre las auténticas motivaciones de los inductores de la operación en curso. Pero resulta particularmente patético, seguidista y cobarde el papel del PSOE, que tras unos días de vacilación por miedo a contrariar a los grandes poderes fácticos de la Unión Europea, hoy se acaba de alinear en el reconocimiento del golpista autoproclamado presidente, contribuyendo además decisivamente a que los principales Estados de la UE basculen hacia el apoyo a la estrategia trumpista que ha envalentonado a la oligarquía venezolana, muy influyente, por desgracia, en el Estado español.

Desde Anticapitalistas llamamos a todas las fuerzas progresistas y democráticas, a los sindicatos y a los movimientos sociales a movilizarse contra el golpe y sus apoyos internacionales, siendo muy conscientes de que cada avance de la contrarrevolución a nivel internacional refuerza a las derechas de cada uno de los países y debilita la capacidad de resistencia de las fuerzas populares en su defensa de las conquistas sociales y democráticas.

Las claudicaciones sistemáticas de la seudoizquierda están detrás de la catástrofe Salvini, el populismo punitivo del alcaldable Valls alimentó a fondo al Frente Nacional, la campaña contra Sanders en EEUU condujo a Trump, el golpe institucional en Brasil allanó el camino a Bolsonaro, la claudicación de Sánchez ante la conspiración de la Administración Trump será munición muy útil para la ofensiva de VOX y un balón de oxígeno para el gran capital español y su ofensiva contra los pueblos de ambos lados del Atlántico.

¡No al golpe de estado en Venezuela!

¡Por una salida antiimperialista y soberana a la crisis venezolana!

¡Contra la complicidad del imperialismo español en el golpe!

¡No pasarán!
 

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *